FIEBRE REUMATICA

Es una enfermedad que actualmente es raro encontrarla en países desarrollados, en países que usan su dinero para invertir en la salud de sus pobladores, en cambio en México y en los otros países del tercer mundo no es rara y es considerada mixta porque por un lado se encuentra relacionada con las infecciones producidas por el estreptococo beta hemolítico del grupo A de Lancefield como sucede en las faríngo amigdalitis repetitivas o bien en la erisipela. Por otro lado se habla de una susceptibilidad antígeno anticuerpo ya que muchas personas padecen esas enfermedades pero no en todas se desarrolla la fiebre reumática. Se ha estudiado la participación de la proteína M la que al parecer reacciona a la antigenicidad del estreptococo beta hemolítico con una reacción cruzada, la fiebre reumática ataca a varios sistemas y solo daña permanentemente al corazón por lo que en el año 1884 el médico francés de apellido Laségue escribió ”Le reumathisme aigú leche les jointures, le pléure. Les meninges meme, mais il mord le coeur“. "El reumatismo lame las articulaciones, la pleura y hasta las meninges pero muerde al corazón.”

DIAGNOSTICO

Ataca más frecuentemente entre los 5 y 15 años de edad parece que afecta más al sexo femenino, el diagnóstico se hace tomando en cuenta la identificación del estreptococo beta o los antecedentes de haber padecido enfermedades causadas por él y los llamados CRITERIOS DE JONES, que abarcan SIGNOS MAYORES y SIGNOS MENORES, los signos mayores son:

PANCARDITIS: Significa inflamación de todas las estructuras cardíacas, pericardio, endocardio y miocardio y es el endocardio el que más se afecta y que se daña permanentemente, por el proceso de inflamación y cicatrización de las válvulas cardiacas mitral y aortica, tricúspide y pulmonar.

ERITEMA MARGINATUM: Es una erupción de color rojizo que se presenta preferentemente en la cara anterior del tórax, puede causar prurito (comezón) o ardor ligero, desaparece solo sin dejar secuelas.

COREA de SYDENHAM: Llamada también MAL de SAN VITO, son movimientos involuntarios de las 4 extremidades y expresiones faciales también involuntarias de risa o de llanto, no es frecuente observar la corea, también desaparece sin dejar secuelas.

ARTRITIS y ARTRALGIAS: de grandes articulaciones se produce inflación en articulaciones como la rodilla, tobillo, codo etc. Con rubor, calor y dolor, también desaparece sin dejar secuelas y cede con antiinflamatorios y analgésicos.

NODULOS de ASCHOFF: son acumulaciones de fibrina subdérmicas indoloras que se observan mayormente en las articulaciones de los codos y rodillas, no hay secuelas. También se encuentran en el miocardio.

SIGNOS MENORES: son la fiebre, epistaxis (sangrado por las fosas nasales), elevación de Proteína C Reactiva que es un marcador de inflamación, leucocitosis, (aumento en el número de glóbulos blancos), dolor en las articulaciones, velocidad de eritrosedimentación globular acelerada. Para hacer el diagnostico en fase aguda se requieren dos signos mayores y un menor o dos menores y un mayor.

PATOLOGIA

El grave problema que ocasiona la Fiebre Reumática son las lesiones en las válvulas cardiacas las que por su orden de afectación primero y más frecuentemente daña a la válvula MITRAL, consecutivamente la válvula AORTICA, TRICUSPIDE y por último y muy raramente a la PULMONAR se ignora el porqué de ese orden y frecuencia, se argumenta un proceso inmunológico, lo que no es lógico porque ¿cómo puede afectarse una sola región del mismo endocardio pensando que esa zona tiene más susceptibilidad que las otras?. Si todas son contiguas, hasta ahora no se sabe la causa.

TRATAMIENTO

Consiste en identificar al germen causante mediante un cultivo orofaríngeo, si se trata del estreptococo B hemolítico, se utiliza penicilina puede ser procaína en 800000 ui cada 24 hrs, por vía intramuscular durante 10 días, se debe realizar un nuevo cultivo y aunque sea el resultado negativo se aplicará penicilina benzatínica 1.2 ui cada 15 o 21 días, la duración del tratamiento no está establecida puede variar desde uno a tres años o más la indecisión obedece al temor de que se repita el cuadro de fiebre reumática y cause mayor daño al corazón. Se usan también antiinflamatorios de preferencia esteroides como la Prednisona en un principio se usan dosis altas como ejemplo 60 mg diarios y una vez llegado casi al grado de toxicidad como el síndrome de Cushing, Hipertensión arterial, etc. se empieza a disminuir la dosis cada 8 días, todo dependiendo del estado del proceso inflamatorio si se encuentra activo es difícil decidir disminuir las dosis, también se usan antiinflamatorios no esteroideos.

Es recomendable que el estudio de cultivo de exudado faríngeo se practique a toda la familia porque puede haber un familiar que sea un portador asintomático, quiere decir que tiene el estreptococo pero no presenta síntomas ni signos de la enfermedad, si se encuentra alguno se le debe aplicar el mismo tratamiento de erradicación del germen. En la mayoría de los casos el paciente acude a una consulta de especialidad cardiológica cuando ya la fiebre reumática no es aguda, cuando ya ha dejado secuelas en el corazón y éstas están produciendo síntomas y como recordamos el mayor daño es en las válvulas cardiacas.