EMBARAZO Y ARRITMIAS CARDIACAS

Se ha observado que durante el embarazo puede aumentar la presentación de arritmias en una mujer que ya las presentaba o bien que se presenten por primera vez, el tipo de arritmias es el mismo que se presenta con o sin embarazo pudiendo variar desde una extrasistolia supraventricular o ventricular hasta taquicardias ventriculares, igualmente pueden presentarse en una persona con corazón estructuralmente normal o en uno enfermo. Cuando no hay patología cardiaca se atribuye a los cambios fisiológicos hemodinámicos que se suceden durante el embarazo como son los cambios hormonales, hemodinámicos como el aumento del volumen circulatorio, aumento del gasto cardiaco, o bien por cambios electrolíticos como la disminución de potasio en sangre (HIPOCALEMIA) del embarazo, estrés del embarazo (por ignorancia, incertidumbre etc.) Cuando se trata de una paciente cardiópata el origen de la arritmia puede ser secundario a la enfermedad y el manejo deberá corresponder tanto a la arritmia como la cardiopatía.

Los medicamentos que se utilizan son los mismos que se utilizan con o sin cardiopatía y ninguno está exento de efectos secundarios y ninguno se recomienda durante el primer trimestre, y en algunos casos debe procederse a la cardioversión eléctrica o a la instalación de marcapasos.

Generalmente cuando se trata de extrasistolia supraventricular o ventricular no se tratan con medicamentos se recomienda disminución de estrés, reposo, corrección de electrolitos.

FIBRILACION FLUTTER AURICULAR y TAQUICARDIAS AURICULARES

La primera casi siempre es secundaria a alguna cardiopatía y como en todos los casos se trata de recuperar el ritmo sinusal y disminuir la frecuencia ventricular la cual puede llegar a ser muy acelerada, para lo que se utiliza digital y/o betabloqueadores, en caso de que haya deterioro del estado hemodinámico se procede a la cardioversión eléctrica en varios estudios no se ha observado daño al feto con la aplicación de cardioversión. Otros medicamentos que pueden utilizarse son la Quinidina , a dosis de 200 mg cada 8 hrs, Flecainida con una dosis inicial de 300 mg seguida por 100 mg cada 12 hrs. Por vía intravenosa se puede usar Propafenona 2 mg por Kg en 5 a 10 minutos.

TAQUICARDIAS PAROXISTICAS SUPRAVENTRICULARES

Se puede iniciar con procedimientos llamados maniobras vagales maniobras (masaje carotideo del lado derecho o izquierdo alternando la compresión no realizarla en ambas carótidas al mismo tiempo, masaje en los globos oculares igualmente de forma alterna, provocación del reflejo nauseoso). Pueden utilizarse medicamentos por vía intravenosa, de primera elección es la Adenosina 6 a 12 mg en bolo se considera la más segura dado que su periodo de acción es de 20 segundos, por lo que el riesgo para la madre y el feto son mínimos, cuando se utiliza al termino del embarazo o durante el parto debe tenerse atención ya que puede causar vasoconstricción de los vasos placentarios. En segundo lugar se puede utilizar Verapami l 5 a 10 mg intravenosos en 5 minutos puede causar hipotensión materna sin que al parecer afecte al feto, también puede utilizarse Propafenona 2 mg /Kg intravenoso en 5 a 10 minutos.

TAQUICARDIA VENTRICULAR

Si cursa con deterioro hemodinámico habrá que practicar un cardioversión eléctrica, en casode no contar con lo necesario empezando por un aparato desfibrilador y equipo de resucitación se puede utilizar Lidocaína 1 mg/Kg parece no tener efecto teratogénico aunque se recomienda no utilizar por periodos prolongados ni ante la sospecha de sufrimiento fetal, otro medicamento es la Amiodarona se recomienda cuando otras medidas no han dado resultados satisfactorios su dosis inicial es de 15 mg/Kg intravenoso tiene efectos teratogénicos y daña a la glándula tiroides el Sotalol es otro medicamento que se puede utilizar a dosis de 40 a 160 mg cada 12 hrs por vía oral. Durante la lactancia deben tenerse las mismas precauciones, En general como se comentó en un principio ningún medicamento es totalmente seguro, serán las necesidades de cada paciente los que indiquen el procedimiento o medicamento más adecuado y menos perjudicial.

 

 

 

 

 

 

 

 

Escrito por: Dr. Roberto Castro y Borboa