EBRIOREXIA O DRUNKOREXIA O DRINKOREXIA

Las persona afectadas mentalmente y adictas al alcohol, dejan de alimentarse para ingerir alcohol, el argumento es que las bebidas alcohólicas tienen muchas calorías que los harán aumentar de peso y engordaran de tal manera que prefieren dejar de comer para emborracharse a gusto. El daño al hígado es tremendo, le provocarán una inflamación después una cicatrización y cirrosis hepática, que además es un buen antecedente para el cáncer del hígado, su estado nutricional se deteriora y todo el organismo se enferma.

No es dificil que en una misma persona se presenten signos de cualquiera de los cuatro tipos de trastorno alimentario que hemos revisado. Las formas de tratamiento tendrán que ser intensivas, sobre todo la más importante es la psicoterapia.